Noticias / Actualidad

No es tarea fácil decir cuatro palabras sensatas y oportunas en estas circunstancias. Hemos tenido ocasión de escuchar esta laudatio tan cordial, tan simpática, tan magistralmente escrita. Al oírla uno piensa “Señor qué vida tan larga”, cuántas cosas he hecho, por cuantos sitios he pasado. Y te encomiendas a la misericordia de Dios, porque en tantos cargos, en tantas responsabilidades, tiene que haber por fuerza muchas deficiencias que Dios perdonará con su infinita misericordia.

Entre las ocho y cuarto y las nueve y media de la tarde del jueves 26 de abril ha discurrido el acto de la entrega de la medalla de oro de la Fundación VI a monseñor Fernando Sebastián Aguilar, arzobispo emérito de Pamplona y obispo emérito de Tudela desde 2007 y de 2004 a 2010 presidente de la citada Fundación Pablo VI.

Asistieron al acto una veintena de obispos: los arzobispos de Valladolid y vicepresidente de la CEE, castrense, Pamplona, Granada, Mérida-Badajoz y emérito de Zaragoza; y los obispos de Ciudad Real, Salamanca, Sigüenza-Guadalajara, Málaga, Teruel, Santander, Almería, Calahorra y La Calzada-Logroño, Barbastro-Monzón, Tarazona, Sant Feliu de Llobregat, Huelva, Guadix y auxiliar de Madrid (Herráez).

Centro de Conferencias Pablo VI

conferencias

Simposio Homenaje a Pablo VI

pablovib