Es este un libro que habla de vida, verdad, valores, virtudes, sueños, esperanzas…, pero también de muerte, manipulación, realidades crueles, desconfianzas, desesperaciones…

Bioética en tiempos de COVID-19, “para pensar y amar mejor”

Publicada en el núm. 3.200 de Vida Nueva

Compartimos la reseña del último libro del coordinador de nuestro Observatorio de Bioética y Ciencia que María del Carmen Massé García, Directora del Máster de Bioética de la Universidad Pontificia Comillas, publicó en el número 3.200 de la Revista Vida Nueva. “Bioética en tiempos del COVID-19”, un libro que busca “hacernos más libres en este mundo que amenaza con llevarnos al pensamiento único”.

Para pensar y amar mejor

En estos tiempos convulsos, la mejor vacuna que podemos preparar y que está en manos de todos es pensar. Pensar es lo que ha hecho de forma coral, sosegada, comprometida y valiente José Ramón Amor Pan, reconocido bioeticista, que, a lo largo de su trayectoria, ha demostrado sobradamente su vocación para llevar a la práctica y acercar la Bioética a aquellos lugares donde cada día la vida y la muerte se dan la mano.

2020BioeticaTiemposCovidBioética en tiempos del COVID-19 es una obra sinfónica de muchas voces que resuenan en el pensamiento del autor y que han venido a dar luz a estos momentos de tanta incertidumbre y confusión. A pesar de su confesión inicial (“no soy optimista”), me atrevo a afirmar que la presente obra contradice a su autor, pues, de principio a fin, podemos encontrar en estas páginas una fuerte confianza en el ser humano, en su capacidad de hacer memoria, de levantarse de sus propias cenizas y de mirar al futuro con voluntad firme de transformación. Un hombre de fe como José Ramón sabe que “la muerte y la injusticia no son la última palabra”, como afirma en la introducción, y es por ello por lo que nos invita a reflexionar, discernir y actuar para que verdaderamente no lo sean.

Con este objetivo de fondo, se nos exhorta a ir acompañando al autor en un camino interior de sabiduría y discernimiento. Sus numerosos capítulos van surgiendo como una suerte de señales e indicadores que van marcando la dirección, los peligros, las distancias y las posibilidades de llegada a nuestro destino humano común. Sin olvidar que esa llegada tiene que ser a tiempo y para todos.

Se trata de un camino que parte del sustrato que somos, tenemos y pensamos: una pandemia devastadora, una vieja normalidad injusta, una memoria que nos puede devolver nuestras raíces y una disciplina –la Bioética– que nos proporcione instrumentos para integrarlo todo sanamente.

El camino continúa constatando un sentimiento de indignación, al desgranar el rostro más amargo de esta pandemia: desde el peor utilitarismo, que descarta a los ancianos o enfermos mentales, hasta la siempre oportuna eutanasia, o el devastador ciclón que ha asolado a profesionales sanitarios y también a

docentes. Entre tantas sombras, es bueno saber ver las luces que se van apuntando en esta confusa situación que vivimos: abrir los ojos a la necesidad de una gobernanza global y de un humanismo de la compasión.

En este itinerario compartido, el autor nos invita a seguir caminando haciendo un giro necesario ante el “cambio de época” que se nos impone. Solo podemos continuar en dirección al compromiso y la acción, aunque pueda parecer quijotesco. Sentirnos en una humanidad profundamente interconectada y, al mismo tiempo, enraizada con la naturaleza nos conduce a soñar, desear, actuar y defender una sociedad distinta, más humana, más hermana y más solidaria.

Es este un libro que habla de vida, verdad, valores, virtudes, sueños, esperanzas…, pero también de muerte, manipulación, realidades crueles, desconfianzas, desesperaciones… Así es nuestra vida y así lo ha puesto de manifiesto la pandemia. Leerlo nos situará junto al autor para pensar juntos, con sabiduría y hondura, el mundo que queremos y esperamos. Y lo haremos con otros compañeros de camino excepcionales: Erich Fromm, Martha Nussbaum, Vincenzo Paglia, Daniel Innerarity, Teilhard de Chardin, el papa Francisco y tantos otros autores. Sus voces van conformando esta obra coral que nos sitúa ante el imperativo más plenamente humano, que no es otro que pensar y amar. No faltará tampoco una silenciosa compañía, más discreta y humilde, que atraviesa de algún modo cada página: la fe, toda fe que lleve consigo una espiritualidad capaz de integrar la nueva humanidad que se nos demanda y nos obliga a trabajar por la justicia y la paz global, para hacer frente a tanta muerte y desesperación.

Es así, con este libro, como José Ramón quiere entrar en nuestros hogares, para que, también allí, la Bioética pueda ayudarnos a formar y confrontar nuestras conciencias. El objetivo es hacernos más libres en este mundo que amenaza con llevarnos al pensamiento único. Y todos sabemos que el pensamiento único es un triste eufemismo de lo que parece imponerse en nuestra sociedad: ningún pensamiento.

Objetivo cumplido para el autor, respuesta generosa a su vocación: hacer una Bioética comprometida con los más vulnerables en los hospitales, en las calles y, ahora también, en nuestras casas. Con su lectura también nosotros estaremos en disposición de discernir y responder a nuestras propias llamadas bioéticas.

María del Carmen Massé García
Directora del Máster de Bioética
Universidad Pontificia Comillas




Buscar

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies